Para Kraus lo estético y lo ético-político se enroscaban en un mismo fuste. Un mismo poste de bondad y de maldad.

E-ratas, por Vicente Verdú

22 ene 18

Enfermos se hallan hoy los textos en las redes sociales, en los libros, los periódicos, los panfletos...

El nombre de “Casimiro” no alude sólo al recio medio del Real Madrid que se encarga de taponar los espacios que abren los ataques del rival. “Casimiro” es también el nombre de una editorial pequeña, pero recia, que no deja pasar desidias en la vida intelectual.

 

Una de sus breves publicaciones, prologada por Miguel Catalán, es un texto de Karl Kraus titulado La tarea del artista y difícilmente pueden exponerse tantas verdades como puños en un escrito tan enhiesto y eficiente. “Casimiro” como marca.

 

Leer más en: E-ratas, Diario El País, España. 

Ver todas