Foto Rosario3

“Todes juntes”: el lenguaje inclusivo que gana terreno y naturalidad

13 jun 18

El reemplazo de la "a" y la "o" a la hora de hablar y escribir avanza, sobre todo en las nuevas generaciones. Pero también genera polémica.

“Cuando salí estaban todes les vecines afuera”. Así habló una mujer, testigo del ataque a balazos contra una de las viviendas que pertenecieron al juez Ismael Manfrín hace unas dos semanas. La forma fluida en la que hablaba la muchacha, sin distinciones de género, sorprendió en la redacción de Rosario3.com, y quizás también a quien la escuchó desde su casa. Pero el uso de la “e” en lugar de la “o” o la “a” que distinguen entre el femenino y el masculino se impone entre jóvenes y no tanto, que lo incorporaron con naturalidad a su lenguaje oral y escrito, donde además de la “e” se suma la “x” y el "@".

 

Juan Mascardi, que coordina el programa Fundéu Argentina, señaló a Rosario3.com, que la “la idea es estar atentos y perceptivos, porque la lengua es dinámica”.

 

Lee más en: “Todes juntes”: el lenguaje inclusivo que gana terreno y naturalidad, Rosario 3.

Ver todas